La sanidad murciana se une contra la resistencia antimicrobiana